En América Latina y el Caribe al menos 70 millones de niños viven en la pobreza y son atendidos por centros de apoyo a la infancia. Más de 3 millones de niños de 3 a 4 años tienen problemas de crecimiento y desarrollo del sistema cognitivo y motriz. 

SABIO permite que las evaluaciones de desarrollo en la infancia tomen nuevos sentidos descriptivos y prospectivos. Ayuda a identificar los factores de riesgo en el desarrollo y crecimiento de los niños. Muestra en pantalla y en línea temporal la evolución del crecimiento, de manera intuitiva de operar. A través de buenas prácticas, SABIO facilita el trabajo y reduce la carga laboral.

Los directores de los centros, psicólogas, psicomotricistas y asistentes sociales tienen una mejor lectura de las situaciones de los niños. De esta manera pueden identificar mejor las necesidades de la población a la que atienden y generar mejores oportunidades.